Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Habitatge SF18

El espacio interior existente era un piso arquetípico del Eixample de Barcelona, en el que se conservaban intactas la distribución – consistente en una concatenación de pequeñas estancias -, y sus elementos constructivos característicos – pavimentos hidráulicos, techos con molduras centrales y perimetrales, carpinterías de madera de pino con artesonados, y una altura libre interior de 350cm, además de algún elemento singular como la chimenea mural. Los objetivos principales de la reforma eran los siguientes:

  • Poner en valor los elementos definitorios del propio piso, para conservar la esencia del espacio. Queríamos que siguiera siendo posible asociar el espacio interior al tipo de edificio en el que se encuentra.
  • Modificar la distribución interior, de forma que la luz natural llegase a todas las estancias del piso. La distribución original daba lugar a varias habitaciones oscuras en la parte central del espacio

La propuesta de distribución para el piso, gira alrededor de la implantación de un gran espacio de estar en la parte interior del edificio. En el encontramos la zona de comedor, de estar y de lectura, que se articulan de forma diáfana a lo largo de una gran librería. La cocina tiene relación visual con el espacio de comedor mediante unas ventanas de guillotina que los comunican. En paralelo al gran espacio de día, encontramos la habitación principal, que consta de un dormitorio, un vestidor, y un baño. En la zona del piso en contacto con la calle se conservaron dos habitaciones existentes, en las que se ubica un estudio y un segundo dormitorio.

En los espacios donde se encontraban los pavimentos hidráulicos de mayor calidad, se han conservado. En la resta de los espacios, donde era necesario un nuevo pavimento, se optó por instalar un parquet tipo chevron, de roble envejecido. En el baño principal y en la cocina, el pavimento y las paredes se revistieron con piezas de la serie Azulej, diseñadas por Patricia Urquiola para Mutina. Se trata de baldosas de gres porcelánico que reinterpretan y actualizan el lenguaje de los pavimentos hidráulicos tradicionales. Se conservaron las alturas de techo originales, y en los casos en que fue necesario, se reprodujeron los falsos techos existentes, adoptando el lenguaje de las molduras y los rosetones. La gamma cromática escogida para las paredes busca generar un ambiente acogedor y confortable a la vez que moderno y atemporal. El mobiliario del piso es de estilo moderno, propio de los años 50, con influencias de estilo nórdico. Se conjuntan piezas contemporáneas con sillas de los Eames y muebles vintage de herencia familiar.

Ver mas sobre Habitatge SF18

haz clic para copiar mailmail copiado